sábado, febrero 26, 2005

Pasión por cantar


La leyenda continúa. James Brown se da a querer en sus presentaciones, lleno de arrojo y energía. En su visita a México, Godfather of Soul nos hizo bailar y estremecernos, el veterano del funk baila y baila todavía con las muchachas. El Auditorio Nacional se llena tan solo con su presencia. Señor Dinamita manda en el escenario, su orquesta obedece cada indicación, cada seña. Verlo en vivo (y vivo) es algo que no tiene nombre. El gesto que viene haciendo desde sus primeras presentaciones de ponerse y quitarse su capa como símbolo de partida y por consiguiente de sacrificio, se puede resumir como un acto de entrega pura. Posted by Hello

2 comentarios:

SONIDOS EN EL AIRE dijo...

Hey que chido que fuiste a ver a Don Sex Machine...y vivo, la neta pense que en una de esas que estuviera en pleno dancing se le iba a quebrar la cadera jeje..afortunadamente no, y regalo harto Funk (del Bueno)....

Saludos..

Marinho Aguilar A.

drunk happy tears dijo...

Hey Gastón, con el espíritu del señor Brown, a la James también, un saludo bien movido.

Me he montado a la resbaladilla y me he deslizado en los subi-bajas del parque de en letras refugiadas en el hocico de un tlacuache... aprendo jugando...que buen profe eh!